Se ha comprobado que ser agradecido mejora nuestra vibración y nuestro entorno, pero se que no todo el tiempo tenemos el ánimo ni la razón para dar Gracias.

Después de muchos años celebrando Thanksgiving (acción de gracias) llegue a la conclusión que no es solo sentarse a comer e ir lindo a la casa de la abuela, desde que tengo uso de razón en mi casa se agradece hasta por lavar un plato y este año es la excepción.

Doy gracias por respirar, ver, crear por mi familia, mi novio, mis hijastros que sacan esa madre que llevo por dentro 😁. A mi equipo de trabajo Jhon y Jimmy que Dios, sí que me tienen que aguantar cada bajada de nota y el stress del trabajo. A las personas que salieron de mi vida mil gracias por permitirme evolucionar y a los que vienen solo gracias.

¡Gracias!

#LoveEllaEm